El Santo Sudario de la Catedral de Oviedo

by

Es propio del error disfrazarse con alguna apariencia de bien o de verdad. Nadie defiende una postura errónea simplemente por ser errónea. Por un instinto natural innato, el ser humano siempre busca el bien y la verdad. Pero, cuando por el pecado, se desvirtúa ese instinto, el hombre puede caer en el mal y en la mentira, pero siempre estará elaborando sofismas que le justifiquen en su postura.

«Cumple vivir como se piensa so pena de, más pronto o más tarde, terminar por pensar como se vivió» (Paul Bourget, Le Démon du Midi, Libraire Plon, París, 1914) . Así, inspiradas por el desorden de las tendencias profundas, irrumpen nuevas doctrinas.

El laicismo beligerante de nuestros días, necesita continuamente buscar pruebas que justifiquen su postura, de suyo injustificable. A falta de mejores pruebas, se ensaña contra la Religión Católica, cuestionando todos y cada uno de sus postulados. Pero si la Iglesia Católica gira en torno de la figura adorable de Nuestro Señor Jesucristo, lo más acertado para intentar demoler a la Iglesia es precisamente demoler la presencia de Nuestro Señor en la sociedad. Puesto que la doctrina de Nuestro Señor es imbatible, habría que dar a entender que la persona histórica del Señor nunca existió o, al menos, que no corresponde a lo descrito en los Evangelios.

Hoy mismo, los periódicos dan la noticia de un “documental” de la BBC, cuyos autores ofrecen una imagen de Jesucristo crucificado con los brazos en alto y las piernas flexionadas. Dicen estar basados en “un intenso trabajo de investigación”, pero solamente se apoyan en un descubrimiento arqueológico del año 1968 del esqueleto de un crucificado cerca de Jerusalén que presenta esa misma postura.

Pese a haber hecho “un intenso trabajo de investigación”, los autores ignoran dos importantísimas pruebas que avalan los Evangelios y la Tradición Católica: La Sábana Santa de Turín y el Santo Sudario de Oviedo, ambos ampliamente estudiados por la comunidad científica internacional.

Sobre el Santo Sudario de Oviedo, publicamos hoy una interesante entrevista con D. Enrique López Fernández, canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Oviedo y uno de los más importantes estudiosos del tema. La entrevista, realizada por el sacerdote heraldo, D. Manuel Rodríguez Sancho EP, ofrece una serie de datos comprobados científicamente, que demuestran la veracidad de los relatos evangélicos y de la tradición e iconografia católica.

https://heraldosvalencia.wordpress.com/articulos/entrevista-exclusiva/

II CONGRESO INTERNACIONAL DEL SUDARIO DE OVIEDO

D. Jorge-Manuel Rodriguez AlmenarDel 13 al 15 de Abril del 2007, he tenido la suerte de poder asistir al Congreso Internacional sobre el Sudario de Oviedo, con la presencia de un gran elenco de ponentes de prestigio internacional. Entre ellos, el Dr. John Jackson, doctor en Ciencias Físicas, ex Director del STURP, Presidente del “Turin Shourd Center of Colorado” (USA); D. Guillermo Heras Moreno, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, jefe de la sección de investigación científica del C.E.S. (Centro Español de Sindonología), Director del EDICES (grupo de investigadores del C.E.S.); el Dr. D.Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro, Arzobispo de OviedoEmmanuel Carreira Vérez, S.J., doctor en Ciencias Físicas, Ex Profesor de la Universidad Pontificia de Comillas y del Departamento de Física de la Universidad de John Carrol de Cleveland (USA); por supuesto contamos con la presencia de nuestro querido amigo D. Jorge-Manuel Rodríguez Almenar, profesor de la Universidad de Valencia y presidente del C.E.S. Además estuvieron presentes otros excelentes y numerosísimos investigadores que no cito por no extenderme demasiado. Todo bajo la atenta y entusiasmada mirada del Excelentísimo y Reverendísimo D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Oviedo.

Durante el Congreso nos pusimos al día en las últimas y recientes investigaciones del Sudario, se habló del paralelismo entre este Sudario y la Sábana Santa de Turín, de las coincidencias entre las dos imágenes, tipo de sangre, etc. Tuvimos, incluso, un modelo sobre cuya cabeza se realizaron los pliegues que pudo tener este tejido en la cabeza del Hombre del Sudario. No hay que perder de vista, que este Congreso fue de tipo Científico, por lo tanto siempre se habla del “Hombre de la Síndone” (Sábana Santa) y del “Hombre del Sudario”. Todo apunta a que se trata de tejidos que envolvieron a Nuestro Señor, aunque para los que somos católicos, esto es más que evidente, sin embargo, teniendo en cuenta el tipo de auditorio e interesados por el tema es ampliamente variado, no podemos afirmar rotundamente este hecho dentro del marco científico.

Vista del Tablón del CongresoSólo por tratarse de la posibilidad de que estamos entre telas que pudieron estar en contacto con Jesucristo, que podemos estar ante su Sangre etc., es un motivo más que suficiente para que el tema sea extraordinariamente apasionante, nos tiene cautivados a más de una. Son estudios multidisciplinares, que abarcan, la Física, la Química, la Medicina, la Historia, Lenguas Antiguas, etc. que atrapan a creyentes y no creyentes. A los que somos creyentes nos acercan a la figura de Jesús de Nazaret, a su fisonomía, a su vida, a la Pasión del Hijo de Dios; a los que no son creyentes les atrae el misterio: ¿qué pasó con aquel cadáver?, ¿cómo se formaron las manchas de sangre del Sudario?, ¿y las del cuerpo del hombre impresas en la Síndone de Turín?… Cuestiones y más cuestiones que convierten el tema en un asunto de tipo “investigación criminal”. Y de hecho, en los estudios realizados sobre el tema, han participado equipos de científicos expertos en criminología.

Otro aspecto a tener en cuenta, al que todos fuimos sensibles, fue el del ambiente. No era un ambiente normal. He estado en algún otro Congreso, reconozco que estaban estupendamente organizados, profesionalmente correctos, se disfrutaba de un compañerismo agradable humanamente hablando, se trataba de grupos de trabajo bien engranados, etc, pero aquí —eso no me lo puedo callar—, el ambiente no tenía nada que ver con lo agradable, ni con lo educado o correcto; en este Congreso el ambiente era de otro tipo, se respiraba una atmósfera “sobrenatural”, de “amor” entre todos, muy por encima de lo que que marcan las normas de urbanidad… se tocaba un poco de Cielo. Por algo sería, ¿no?

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: