Dios es siempre fiel a pesar de nuestro rechazo, dijo el Papa en la audiencia general

by

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 30-05-2012, Gaudium Press) “La fe no es primariamente acción humana, sino un don gratuito de Dios, que se radica en su fidelidad, en su ‘sí’, que nos hace comprender cómo vivir nuestra existencia amándolo a Él y a los hermanos. Toda la historia de la salvación es un progresivo revelarse de esta fidelidad de Dios, a pesar de nuestras infidelidades y nuestras negaciones”, observó Benedicto XVI en la audiencia de esta mañana en la catequesis dedicada a la oración en la Segunda Epístola a los Corintios.

223_20100916_GK.jpg
Para el Papa, la respuesta de nuestra fe debe concluir siempre en “nuestra oración personal y comunitaria”

La Epístola presenta “la oración cristiana como un verdadero y personal encuentro con Dios Padre, en Cristo, por medio del Espíritu Santo”, una oración de bendición y de agradecimiento a Dios. San Pablo “para anunciar a Cristo sufrió también persecuciones, hasta incluso fue preso, pero siempre se sintió interiormente libre”, a pesar de las tribulaciones, las dificultades y las aflicciones, “nunca cedió al desaliento, sustentado por la gracia y la proximidad del Señor Jesucristo”, resaltó el Papa.

El ejemplo del Apóstol de las Gentes es la invitación “a vivir todas las situaciones unidos a Cristo”. Delante de los contrastes en las relaciones humanas -continuó el Santo Padre- con frecuencia también familiares, nosotros somos llevados a no perseverar en el amor gratuito, que cuesta empeño y sacrificio. Al contrario, Dios no se cansa nunca de tener paciencia con nosotros”.

El amor de Dios siempre nos interpela

Benedicto XVI habló también de las dificultades de comprender la grandeza del amor en Dios. “No hay persona -observó- que no sea alcanzada e interpelada por este amor fiel, capaz de atender también a todos los que continúan respondiendo con el ‘no’ del rechazo o del endurecimiento del corazón”. Mientras Dios “busca siempre al hombre, el quiere acoger en la comunión con Sí para donarle la plenitud de vida, esperanza y paz”.

El propio “sí”, las personas pueden expresarlo a través del litúrgico “amén”, que es “la respuesta de la fe que concluye siempre nuestra oración personal y comunitaria, y que expresa nuestro ‘sí’ a la iniciativa de Dios”. Respuesta que es expresada frecuentemente “por hábito” sin “coger el significado profundo”. Pero la oración “es el encuentro con una Persona viva para ser escuchada y con la cual dialogar”, recordó el Papa.

Al final de la catequesis el Santo Padre afirmó también en otro importante elemento, que nuestra “fidelidad no puede nunca ser conquistada con nuestras fuerzas, no es solo el fruto de nuestro empeño cotidiano, ella viene de Dios y es fundamentada en el ‘sí’ de Cristo”.

Benedicto XVI concluyó la audiencia con palabras de solidaridad a la población de Emilia, al norte de Italia, afectada en los últimos 10 días por un fuerte terremoto. “Estoy próximo con la oración -aseguró el Pontífice- y con el afecto por los heridos, así como aquellos que sufrieron daños y expreso el más profundo pesar a los familiares de aquellos que perdieron la vida”. El Papa hizo votos de que “con la ayuda de todos y la solidaridad de la entera nación pueda retomar lo más rápido posible la vida normal en aquellas tierras tan duramente probadas”.

La audiencia general de esta mañana en la Plaza San Pedro acudieron unos 15 mil fieles, entre los cuales varios grupos de los países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Colombia, México y Venezuela.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: